SUSTITUTIVOS DE COMIDA


Se acerca en verano y muchas personas se apoyan en este tipo de productos para bajar unos kilos. No son una mala opción, pero hay que saber cómo y cuándo usarlos. Te enseñamos cómo!



Los sustitutos de comida son eso: productos que sustituyen una comida pero que contienen todos los nutrientes y vitaminas que nuestro cuerpo necesita.

Uno de los principales errores que se cometen con este tipo de productos, es confundirlos con productos light y tomarlos aparte de la comida, no como sustitutos de esta. Si se hace de esta manera, indudablemente estamos incrementando las calorías ingeridas y el resultado es muy diferente al deseado, ya que se pueden coger kilos en vez de perderlos.

Otra de las claves fundamentales de este tipo de productos es que su toma se haga se forma puntual: jamás se debe basar el régimen en ellos. Resultan muy útiles y prácticos para días en los que no tenemos tiempo de comer o preparar una comida y también para compensar un menú abundante, por ejemplo al mediodía, y tomar un sustitutivo para cenar.
 
Este tipo de productos se presentan en diferentes formas:

*Barritas: 125 calorías.
*Galletas: 99 calorías.
*Sandwiches: 150 calorías.
*Natillas o cremas dulces: 250 calorías.
*Batidos: 168 calorías.
*Sopas y cremas saladas: 200 calorías.


Consulta con tu médico o farmacéutico.